La limpieza del proyector para eliminar el polvo y la suciedad ayudará a garantizar el buen funcionamiento del equipo.

Limpieza del espejo del proyector

  1. Retire el polvo con un fuelle o con un soplador de objetivos, que pueden adquirirse fácilmente en tiendas de fotografía, para no rayar el espejo al limpiarlo.
  2. Limpie suavemente con un paño especial para limpiar objetivos o bien use una toallita húmeda de limpieza de objetivos junto con una pequeña cantidad de líquido limpiador de objetivos.

Precaución:

  1. Apague siempre el proyector y deje que se enfríe al menos 30 minutos antes de la limpieza.
  2. Nunca toque el espejo o el objetivo del proyector directamente con la mano.
  3. No utilice paños de fibras duras.
  4. Do emplee limpiadores abrasivos, disolventes u otros limpiadores químicos agresivos.

Limpieza de la carcasa del proyector

  1. Limpie el polvo con un paño limpio humedecido.
  2. Humedezca el paño con agua tibia y detergente suave (como el que se emplea para lavar a mano la vajilla) y limpie la carcasa.
  3. Aclare todo el detergente del paño y limpie el proyector de nuevo.

Precaución:

Para evitar la decoloración o el desteñido, no use limpiadores abrasivos a base de alcohol sobre la carcasa.

Advertencia:

  1. Asegúrese de apagar y desenchufar el proyector al menos 30 minutos antes de proceder a su limpieza. Si no lo hace, podría provocarse quemaduras graves.
  2. Utilice únicamente un paño humedecido para la limpieza. No deje que entre agua en el proyector por las rejillas de ventilación.
  3. Si entra un poco de agua en el interior del proyector durante la limpieza, déjelo desenchufado en una sala bien ventilada durante varias horas antes de volver a utilizarlo.
  4. Si entra mucha agua en el interior del proyector durante la limpieza, llévelo al servicio técnico.