Promethean no tiene conocimiento de ningún caso en el que la activación o el uso adecuados de sus productos haya causado, o pudiera ocasionar, lesiones o daños físicos a la persona. Nuestros productos no contienen componentes que supongan un riesgo apreciable de interferencia electromagnética. Si le preocupa el efecto de nuestros productos sobre su salud, busque consejo médico.

Los productos de Promethean cumplen con las principales normativas internacionales: directrices de la ICNIRP, Directiva de Agentes Físicos de la Unión Europea, OET 65 de Estados Unidos, Safety Code 6 de Canadá y Radiation Protection Standard de Australia.