No utilice sobre la superficie de la ActivBoard polvos abrasivos, jabón, detergentes o limpiadores ni disolventes derivados del petróleo. 

Como segunda opción, son aceptables limpiadores con agua y amoníaco, vinagre o limón (por ejemplo, limpia cristales y limpiadores de encimeras) que no dejen una película residual. Compruebe el contenido en la etiqueta del envase antes de usarlo para limpiar y realice una prueba en una superficie pequeña antes de limpiar la totalidad de la superficie.

Las manchas rebeldes o los residuos acumulados de contaminantes como grasa de huellas, tierra, polvo, así como el uso de grasa, lápices o rotuladores de escritura permanente, pueden requerir el uso de un limpiador detergente y de un cepillo de cerdas suaves. Tras una limpieza de este tipo, será necesario limpiar la superficie dos o más veces con el limpiador de pizarras aprobado o con alcohol desnaturalizado. Las rayas no se pueden reparar ni quitar y dificultarán la limpieza de tinta y manchas en esa zona. No utilice cepillos metálicos, estropajos o paños de limpieza cuya función principal sea dudosa.

Un abrillantador que tenga cera en aerosol estándar para el hogar restaurará la suavidad a la superficie de escritura después de la limpieza.

La superficie de la ActivBoard se ha fabricado siguiendo estándares muy altos de durabilidad. En uso normal, si se realiza el mantenimiento apropiado, puede esperar resultados satisfactorios cada vez que la use. 

Si utiliza una pizarra ActivBoard Touch, consulte el artículo 1061 para obtener más información.