Si la calidad se ha degradado considerablemente y la imagen proyectada muestra manchas o puntos, pueden ser indicios de que hace falta limpiar el proyector.  Si la imagen no se ve claramente, pruebe con otra lámpara.  Si el uso de otra lámpara no resuelve el problema, puede que sea necesario limpiar el proyector.  

Póngase en contacto con el servicio de asistencia técnica de Promethean para obtener más información sobre cómo organizar una limpieza óptica.